Síndrome Premenstrual (SPM): 6 cosas que el hombre puede hacer por la mujer

sindrome premenstrual

El cuerpo de la mujer pasa por intensas variaciones hormonales mensuales, las cuales se incrementan antes y durante los días de la menstruación. Cuando se presentan muchos síntomas juntos y en intensidades moderado-elevadas, se habla del Síndrome Pre-menstrual o SPM. No se conoce cura, por lo que nos concentramos en aliviar los malestares, siendo posible sentirse bien.

A algunas chicas las molestias pueden durarnos 2 semanas, por lo que para sentirnos mejor es prioritario sentir el apoyo amoroso de familia y especialmente, de nuestro hombre. Así que chicos, aquí tienen una oportunidad ideal para expresar amor a su damisela a través de comprensión y paciencia. Aquí algunos tips para aliviar los síntomas más comunes.

1. Nivel de los síntomas.

Primer punto galán, haz que tu compañera te indique la severidad de sus molestias actuales. Por ejemplo en la escala de 1 a 10, donde 1 es muy suave y 10 es casi intolerable, qué cifra da a sus molestias durante el actual mes. Esto para que sepas mejor cómo adaptar las diversas técnicas aconsejadas a continuación.

2. Sensibilidad en las mamas.

Este síntoma puede ser desde una leve incomodidad hasta una sensibilidad intensa, donde tengamos que dormir de frente para evitar el roce del lado del cuerpo con la cama. Si tu chica se siente evidentemente muy adolorida evita tocarla en esa zona durante esos días. Enfatiza, en cambio, masajes relajantes suaves y sensuales en zonas como cuello, espalda o pies.

Cuando se presentan muchos síntomas juntos y en intensidades moderado-elevadas, se habla del Síndrome Pre-menstrual o SPM

3. Hinchazón y retención de líquidos.

Puede aparecer en pies, tobillos y ser dolorosos. Para aliviar su dolor si moderado, da a tu mujer masajes en la zona afectada. También puedes prepararle baños enfocados desde la rodilla hacia abajo. Utiliza agua tibia (caliente si es época fría) y sales aromáticas. Haz que tu chica remoje pies y pantorrillas durante 10-20 minutos, en los cuales puedes masajear suavemente o sencillamente dejar que los ingredientes impregnen su piel.

4. Dolores de cabeza, espalda o músculos en general.

Siempre se hace necesario consumir un analgésico durante la etapa más intensa (consultar al médico por el ideal). Todo dolor tiende a ser aliviado mediante la relajación, por tanto es vital ayudes a tu mujer a que consiga relajarse “a pesar de”. Haz que tu chica pruebe técnicas de relajación sencillas, como contar en reversa del 10 al uno concentrada en la respiración. Que practique yoga o escuche audios especiales para relajarse. Un punto importante, acompáñala. Ofrécele realizar estas técnicas junto a ella si eso le ayuda.

5. Estreñimiento, calambres dolorosos en vientre y espalda baja.

Durante el Síndrome Pre-menstrual existe la tendencia a padecer estreñimiento, y si se tiene colon irritable sus molestias pueden agudizarse. Para calambres del vientre intensos aparte de recibir el adecuado analgésico, es vital alimentarse sanamente. Si invitas a cenar a tu chica, o durante cualquier comida diaria, cuida que ella consuma abundante frutas y verduras, evite sal con sodio y azúcar refinada. Que beba harto líquido (agua, jugos de frutas, tés naturales), evitando alcohol o leche con lactosa. Suplementos nutricionales como maca (lepidium meyini) o antioxidantes (chocolate negro, pepa de uva, otros) pueden beneficiar. Esto no necesariamente cura, pero puede ayudar a sentirse bien de varios síntomas del SPM.

sindrome premenstrual

6. Irritabilidad, depresión, variaciones en el deseo sexual.

Regla de oro: jamás frivolices los síntomas emocionales. Como hombre, es vital aprendas a conocer a tu mujer y estés atento a cuando ella no está con el Síndrome Pre-menstrual para que distingas la diferencia. Recuerda que las tendencias a llorar mucho, enojarse rápidamente o cambios bruscos de humor son involuntarias, tu chica sólo experimenta las fluctuaciones de sus hormonas. A veces puede ser desafiante manejar estos cambios, pero nada tan difícil. Quítate de la mente aquello de que “las mujeres son complicadas”. No es cierto. Hay personas más complicadas que otras y ello no tiene nada que ver con el sexo.

El punto clave aquí es que utilices tu conocimiento de lo que a tu mujer le causa alegría y placer, y enfatices aquello durante la ocurrencia del SPM. Si para sentirse bien necesita que estés a su lado, quédate y exprésale ternura con caricias, abrazos, una sonrisa. Si le alivia estar sola unos momentos, dale su espacio pero permanece atento. Como su hombre, procura evitarle cualquier preocupación extra durante este tiempo. Ten presente el poder curativo de los afectos. Recuerda: el amor cura.


4|0
2|0

Únete al debate

0/2000

Enviar

Ellos Dijeron 0

Sé el/la primer@ en opinar y gana 1 punto Xpert

Ellas Dijeron 2

Cargando…