anuncio

¿Qué hago con mi Ex?

Ya te ha mandado dos mensajes y un e-mail. Todavía no has respondido porque no sabes muy bien a cuento de qué, pero sobre todo no quieres responder demasiado deprisa. Es tu ex y lo único que explica del por qué le estás dando vueltas a responderle o no, es porque todavía lo tienes presente en la cabeza, y no estás muy segura de tenerlo en algún lugar más donde no llega la vista. La pregunta es ¿por qué lo tienes todavía presente? Ahora verás que hay varios tipos de ex, así que tú verás que haces con ellos.

Si tú lo dejaste a él, no creo que te plantees volver. Quizás lo harás mejor con el siguiente (o no, porque si te consiente no cambiarás la fórmula y lo sabes), pero este ex al que has dejado, será un ex eterno. Podrá haber coqueteo, incluso buenos recuerdos, pero como ya estabas viendo a otro al que tenías en el banquillo, no volverás con él. No vas a recular. ¿Qué harás con este ex? En este caso es fácil porque controlas tú: le responderás o contactarás solamente cuando te aburras o cuando te convenga.

Es tu ex y lo único que explica del por qué le estás dando vueltas a responderle o no, es porque todavía lo tienes presente en la cabeza.

Si él te dejó a ti, probablemente hayas encontrado mil excusas, razones y escenarios para invertir esa situación. Ante todo, tu balance de conciencia ha de quedar a cero para que él lleve la carga: si crees que algún día volverá, es que sigues enamorada de él. Esto es peligroso, muy peligroso: si tienes esto dentro todavía creyendo que él está en un error, al siguiente que pilles le utilizarás como paño de lágrimas, le utilizarás para “competir” y que se vea bien que lo tienes todo superado (de cara a la galería).

He conocido a muchas mujeres que han hecho esto: empezar una relación con otro hombre estando todavía colgadas de su ex. Incluso irse a vivir con otro hombre y casarse para cumplir el plan vital de casa + marido + hijos + chalet. Ni una, ni dos, ni tres… muchas más. Un buen amigo mío tiene una cita célebre que siempre se cumple: si tu novia está contigo, es porque no puede estar con otro. Con el caso de los ex “carismáticos”, esto se cumple siempre.

Cuando empiezas una relación estando todavía enamorada de tu ex, corres el riesgo de convertir a tu nueva pareja en un infeliz, y en el corto - medio plazo, probablemente le serás infiel, o le menos preciarás porque en tu corazón, tu sexo y tus emociones llevas la marca registrada de otro. Aunque te hayas casado ¿qué hacer con este ex? No tienes que hacer nada, porque él está viviendo su vida y tú la tuya ¿he sido claro? Madura, acéptalo y no utilices a tu actual pareja, aunque si él se deja utilizar sabiendo lo que hay… no hay ley.

Cuando empiezas una relación estando todavía enamorada de tu ex, corres el riesgo de convertir a tu nueva pareja en un infeliz.

LA DESPEDIDA DE SOLTERA

Ahora te hablo de un fenómeno curioso, al que yo llamo con cariño la despedida de soltera: Si viste en tu relación de pareja que la cosa se puso demasiado seria, y tú no estabas segura de haber visto todas las opciones que crees tener en el mercado masculino, dijiste aquello de “vamos a tomarnos un tiempo” ¿te suena? Esto se suele dar después de una relación formal que ha durado mucho tiempo, y estás evaluando si definitivamente quedarte con él o seguir viendo mundo masculino.

Realmente tu novio de toda la vida, no es tu ex, porque sabes que cuando te hayas hartado de ver mercado, volverás estando segura de no haberte perdido nada.

En este caso tu ex, el que bien podría ser tu novio de toda la vida, o el chico con el que estás desde la universidad, o desde la adolescencia, es tu ex pero no es tu ex. No te vas a casar con él hasta estar bien segura de que no te has perdido nada. Por eso lo llamo la despedida de soltera, porque ese tiempo que pides es para probar, probar y probar con otros hombres, o con el que siempre has tenido en mente y no te has liado con él hasta ahora por haber tenido pareja estable. Esto lo he visto mil veces.

Realmente tu novio de toda la vida, no es tu ex, porque sabes que cuando te hayas hartado de ver mercado, volverás estando segura de no haberte perdido nada. Pero… piensa que haciendo esto te arriesgas a que él no esté disponible si decides volver. Probablemente le hayas dejado machacado y un hombre que se precie, no aguanta esto. Ahora que ya estás preparada para formalizar la relación, o habiendo visto más mercado masculino, puedes decidir volver o continuar viendo mundo. Toma una decisión o conviértete en Carrie Bradshaw.

¿EXNOVIO O EXMARIDO?

No es lo mismo ni de lejos: Un exmarido o un exnovio puede ser lo mejor o lo peor que te puede pasar. Puedes tener o un amante en el mejor caso, o un psicópata perseguidor en el peor. Tú sabes mejor que nadie que la amistad entre dos personas que se han acostado juntas no es tal: puedes llamarlo “derecho”, puedes llamarlo confianza, puedes llamarlo nostalgia, atracción, compatibilidad sexual, echar de menos a la otra persona… pero amistad real rotundamente NO. ¿Que te conviene que tu ex sea tu “amigo”? Por supuesto.

No conozco una sola mujer que desprecie tener una posibilidad de recurrencia o conveniencia: se llama inteligencia social. Pero solamente veo justificado el acercamiento amistoso (y forzado) en un caso particular y concreto: exmarido en una relación con hijos que haya finalizado sin conflictos de acercamiento entre los miembros de la pareja. Solo en este caso y solamente por el bien de los hijos, que tienen derecho a un padre y una madre, que haya amistad y diría que hasta momentos de convivencia puntual (en vacaciones por ejemplo).

Solamente habrá buena relación entre exparejas, si hay abundancia sexual por ambas partes.

¿Un exnovio con derecho? Esto si lo veo, porque es más “normal”. Sobre todo cuando tu ex y tú ya tenéis distintas parejas, y no tenéis la sensación de que ninguno de los dos está o se ha quedado colgado. Sorprendentemente en los casos en los que tanto tú como él, volvéis a tener pareja, los acercamientos sexuales aparecen más fácilmente. La cosa está clara: reaparece la chispa de los amantes que se perdió cuando eráis pareja formal. Así por ejemplo, si se puede volver, pero no igual que antes. Esta sería una “despedida de solter@” mutua.

Solamente habrá buena relación entre exparejas, si hay abundancia sexual por ambas partes, eso es algo que tienes que tener muy claro. Tú misma si detectas o sientes que tu ex, no ha estado con otras mujeres después de haber estado contigo, es más probable que le rechaces para volver: ninguna mujer quiere estar con un hombre sin opciones, y eso lo sabes. Huyes de los mensajes desesperados. Prefieres sentirte celosa por estar con un buen ejemplar, que segura con un hombre sin alternativas.

Y ahora ¿qué vas a hacer? ¿vas a responder a sus mensajes? Un café o una copa de vino juntos, simplemente para hacer un tanteo nunca está de más. Ponerte al día con él y verle la cara, siempre que la situación anterior lo permita y no haya terminado en conflicto real, te puede servir para evaluar todas las posibilidades que te he planteado anteriormente. ¿Qué te pide el cuerpo?

www.personalidadyrelaciones.com


4|0
1|0

Únete al debate

0/2000

Enviar
anuncio

Ellas Dijeron 1

  • me encantó el artículo!! me parece muy criterioso y acertado. gracias!!

    1|0
    0|0

Ellos Dijeron 0

Sé el/la primer@ en opinar y gana 1 punto Xpert

Cargando…