anuncio

"NO HAGAS LA PREGUNTA" Preguntas malditas, preguntas prohibidas...

"No hagas la pregunta" es una frase-slogan que uso desde siempre para nombrar esas preguntas malditas que todos hemos hecho, o al menos pensado alguna vez:

  • ¿Me querés? ¿Cuánto?
  • ¿Qué significo para vos?
  • ¿Qué sentís por mi?
  • ¿A dónde va esto?
  • ¿Qué somos?
  • ¿Qué sentís por ella?

Con la sola excepción de la primera (que también puede ser usada en clave retórica) todas las demás tiene una única función: indagar una información que la otra persona no quiere, o no puede dar. En parte porque estas respuestas rara vez se pueden articular en forma de argumentos racionales, dado que en la mayoría de los casos implican expresar emociones mezcladas o contradictorias.

Existe sólo una salvedad: cuando el interrogado en cuestión no ha expresado claramente estas emociones, por pudor, represión o prudencia, y por eso nos vemos obligados a preguntar cosas que deberían ser evidentes (aunque desafortunadamente esta variante es la menos frecuente)

Lo peor de todo es que si tenemos que preguntar algo tan elemental a la persona deseada -cualquiera sea el status del vínculo- es que del otro lado esas emociones no están demasiado claras, o nos son demasiado profundas, o directamente no están ahí...

Es por eso las creo malditas y casi siempre las reprimo aunque muera por hacerlas. No sólo por el mal trago de escucharse a uno mismo formulando una pregunta que puede sonar a reclamo -aunque no lo sea, sino también por la horrible incertidumbre de no recibir el feedback deseado, o no recibir ningún feedback.

No sé si ustedes viven así estos interrogantes básicos o de una forma similar, o si estoy sola en este barco.


4|3
3|3

Únete al debate

0/2000

Enviar
anuncio

Ellos Dijeron 3

  • "tiene una única función: indagar una información que la otra persona no quiere, o no puede dar."

    nunca una oracion TAN ACERTADA.
    preguntar esas cosas es exactamente eso, romper las bolas para que te digan algo que al fin y al cabo, si no te lo dijeron aun por algun motivo es y que tampoco sirva que te lo digan porque vos se lo preguntas, es algo que tiene que nacer.

    impecable.

    1|0
    0|0
    • Muchas gracias @Ferru! Es un tema importante para mi, porque muero por una certeza cuando los vínculos se vuelven difusos... y muchas de mis amigas me dicen que siempre hay que hablar, que hay que preguntarlo todo... Así que me da tranquilidad que vos, desde el lugar del interrogado, veas lo mismo ;)

  • El origen de esa idea de hacerle esa pregunta yace en la inseguridad de uno al sentir que no hace feliz a la pareja, y en el miedo de que termine dejándolo por otro
    Para el preguntado, sus reacciones base se reducen a tres posibilidades
    1 LA CRUDA VERDAD: con una incomodidad enorme te terminará diciendo lo que menos querías que pasase pero era lo más esperado en escuchar: habrá truene.
    2 WDF: se ofenderá, terminará gritando cosas como "qué no es suficiente lo que hago por ti". Te dejará un rato, es posible que vuelva ya después que se calmen las cosas si es que emmm realidad te ama
    3 UN GENTIL "¿POR QUÉ LO DICES?": como la número 2 pero con menos ira, siembra la duda inminentemente, pero si existe una relación más indestructible que el adamantio, lo que harían sería despejar la duda de una u otra manera
    A veces es necesario preguntar, pero debes prepararte para cualquier posibilidad, en especial de las peores

    2|0
    0|0
    • Jajjaaj, bueno, categoría sad-but-true. Personalmente, al menos, no siempre se trata de inseguridad o celos, muchas veces se trata sólo de que las cosas no estén claras, en cuanto a la dirección del vínculo o su profundidad. Como sea, coincido con vos en que las opciones son más o menos esas tres... puede reaccionar más o menos amablemente, pero de esas preguntas dudo que se puede obtener una confesión que sea análoga a nuestras expectativas. Gracias por el feedback!

  • Es asi, amiga. Cuando nos surgen esas preguntas es porque está todo raro. A veces puede ser por inseguridad propia y no vemos todo lo que él o ella está haciendo por nosotros. En ese caso, es recomendable parar y analizar lo más friamente posible si el inseguro no es uno.
    Pero pasa seguido que cuando esas preguntas están ahi a la orden del día, es porque algo no está como quisiéramos, y él o ella, como vos decis, no podrían contestar esas preguntas satisfactoriamente para uno.

    0|0
    0|0
    • Si... tal cual, son momentos en el que el vínculo se enrarece o se opaca, y la misma angustia que eso produce, hace que uno pierda foco en el análisis... la incertidumbre (y no sólo en las relaciones romántico/eróticas) es una de las fuentes más tenaces de la desesperación. Gracias por el feedback @frenchpapas!

Ellas Dijeron 3

  • Las veces que necesité preguntar "qué somos" o algo así ya sabía que la respuesta no me iba a gustar. Las veces que no necesité preguntarlo era porque ya sabía qué éramos y estaba contenta con eso.
    Yo creo que a veces las chicas nos apresuramos a hacer esas preguntas. Si pasaron 2 o 3 meses y hacés esa pregunta, es apresurado. Las relaciones se encaminan para un lado o para otro con el tiempo, y decidir que la otra persona es tu pareja a veces a los hombres les puede llevar un poco más de tiempo. Ahora, si pasaron 8, 9, meses, un año, y tenés que hacer esa pregunta está todo mal. :/

    0|0
    0|0
  • Si tienes que preguntar eso, es debido a que te arrojaste de cabeza dentro de terreno inexplorado, por ello se debe de conocer y comprender a la persona que deseas tener como pareja. Sólo hay que enfriarse un poco y usar el sentido común.

    0|0
    0|0
    • Vos decís? No sé cuál será tu experiencia, quizás también se trata del sesgo de la mía propia. Al menos en mi historial, las pocas veces que me venció la tentación de preguntar, sólo obtuve respuestas "de compromiso" o actitudes defensivas o reacciones pura emoción. Si alguna vez lograste algo "interrogando" por favor danos la fórmula!!!

    • No hay ninguna fórmula, sólo me cuido de conocer bien a las personas con las que me relaciono en ese ámbito y ya dependiendo de la persona pues va siendo mi manera de preguntar. Con mi pareja actual afortunadamente he tenido la confianza de preguntarle sobre cualquier cosa, desde sexo hasta su vida antes de mi y él siempre ha tenido el detalle de responderme. Yo no interrogo, sólo pregunto.

  • Yo creo que cuando "No hacemos la maldita pregunta", es porque en el fondo sabemos que no esta todo tan claro, tan bien, tan lindo. Sino, no llegamos a preguntarlo, solo se deberia decir y escuchar. Creo que es un sinonimo de que la relacion, sea cual sea, no esta bien o alguno o ambos no se sienten completos. Me paso, y si. Son malditas preguntas que aconsejo que las hagan y despejen dudas. Pero insisto en que si todo estuviera bien, ni siquiera se piensa en preguntar alguna de todas esas.

    1|0
    0|0
    • Y si, es un mal síntoma, @LuMar... Aunque mirando los comentarios del post, encuentro otra vez ese patrón: las chicas quieren hablar, y piensan que hacerlo mejorará las cosas, mientras que los chicos no están tan convencidos de que sea así... y lo ven como un fastidio. Quizás habría que buscar una forma de despejar esas dudas sin formular preguntas, aunque no se me ocurre cómo! Escucho sugerencias ;)

Cargando…