anuncio

Emociones y sentimientos: 5 pasos para experimentarlos saludablemente

emociones Si algo nos caracteriza como seres humanos, es la capacidad para sentir un amplio abanico de sentimientos. Si bien la intensidad y tendencia emocional que se tenga puede variar dependiendo de la crianza y forma de ser esencial de una persona, chicos y chicas tenemos la cualidad para reaccionar a nuestras circunstancias de la vida con alguna emoción.

Manejar tus emociones saludablemente mantendrá tu puerta abierta al amor y a toda hermosa vivencia que se le relacione. Todas las áreas de tu vida se beneficiarán para mejor, así que atención a estos pasos

1. Relación salud – emoción

Por ejemplo, las chicas solemos notar una tendencia de extra sensibilidad durante “esos días”. Sin querer, podemos llorar con una escena que nos traspase amor, pero por la cual no reaccionaríamos así durante los otros días del mes. ¿Te suena familiar? Esto es porque tu capacidad para sentirlas puede verse afectada por factores endocrinos (hormonales), neurológicos y como reacción a algunas sustancias. Por eso es súper importante que ustedes chicos, reaccionen comprensivamente ante su chica cuando ella anda hipersensible. Para las chicas independientes o de carácter fuerte, no es sencillo sentirnos tan vulnerables. Así que chicos, ¿cómo consolar a tu chica durante “esos días” y quedar como un rey? Prefiere el silencio, sonríele con ternura, besa su frente, sus manos y, si le gustan los abrazos, abrázala prolongadamente. Cuando estamos sufriendo, a las chichas nos gusta sentirnos contenidas y protegidas amorosamente, como un padre con su hija.

2. Relación emoción – salud

Por otro lado, los sentimientos experimentados naturalmente en las circunstancias diarias, son los que generan las enfermedades físicas o bien, los que mantienen un buen estado de salud. ¿Te has fijado que cuando te enamoras sientes como si pudieras con todo? Esto es porque toda emoción que te hace sentir bien (amor, entusiasmo, pasión, paz) fortalece tu salud. Así que chicos, disfruten de la extra energía y entusiasmo por la vida que les brinda el enamoramiento, pero no olvides que aunque que te sientas Superman, ¡no eres de acero! Cuida tu cuerpo, no te lances sin paracaídas por la curiosidad de ver qué pasa.

Cuando estamos sufriendo, a las chichas nos gusta sentirnos contenidas y protegidas amorosamente

Por otro lado, las emociones que causan malestar (enojo, tristeza, miedo, apatía) tienen el potencial de enfermarte si te aferras a ellas. Sin embargo las cosas no son rígidas. Es natural experimentar ambos tipos de emociones. Lo importante es potenciar las positivas (alegría, humor, esperanza, amor, generosidad) y experimentar a fondo por una vez las negativas (rabia, dolor, tristeza, desilusión) para luego soltarlas.

3. Sintiendo emociones. ¿La clave?: el equilibrio

Hay una gran diferencia entre, enojarte al enterarte que tu pareja te ha mentido en algo importante, a aferrarte a esa rabia dejando que aumente durante meses o años. No se trata de inmediatamente sentirte feliz o conforme con la mentira, es natural sentir posterior desilusión e incluso tristeza. Tampoco huyas ni suprimas toda emoción negativa. Siéntela pero sin aferrarte ni obsesionarte con ella.

A las mujeres nos desespera un chico que tenga la tendencia a meterse en su concha cada vez que se enoja o se asusta por algo, y luego diga “pero si yo no dije nada”, cuando no era necesario decir nada porque se notaba a leguas. A nadie le gusta ser tratado como tonto. Así que chicos, reconozcan sus sentimientos a tiempo. No actúen como si no pasara nada cuando en verdad algo les molesta o les preocupa. No le digas a tu chica: “Todo está bien” con un gesto que obviamente muestra lo contrario. ¡Otro punto importante! Sé coherente entre lo que sientes y dices, antes de mentir es preferible no decir nada. Recuerda: no sirve de nada negar o tapar una emoción negativa, hay que soltarla de raíz, sino afectará tu relación.

emociones tristeza No permitas que las emociones negativas aumenten en intensidad ni se prolonguen por semanas. Aumenta las positivas, reconócelas, agradécelas cuando suceden y aprende a crearlas en tu vida. Esto es posible eligiendo conscientemente el tema al que le prestarás atención y creando pensamientos que te hagan sentir esperanza, alegría, amor.

4. Potencia las emociones positivas y libera las negativas

Dirige tu atención a pensamientos benéficos y placenteros, ello generará los sentimientos positivos correspondientes. Visualiza una escena en la naturaleza, compartiendo con buenos amigos, disfrutando una salud perfecta, teniendo una relación feliz. Crea el hábito. Es importante realices el ejercicio de imaginar lo positivo, al menos 10 minutos todos los días. Así no sólo te sentirás mejor emocionalmente, sino que atraerás a tu vida lo que deseas en tu visualización.

Importante: el que sientas una emoción negativa intensa pero no la expreses hacia afuera porque eres pasivo/a, introvertido/a, orgulloso/a o con tendencia a evitar conflictos externos, no significa que has superado la emoción molesta ni que tu vida no será afectada por ella. Sólo te liberarás de las consecuencias de un sentimiento negativo, experimentando alivio duradero en dos situaciones

  • Si sueltas la emoción negativa, decidiendo no aferrarte a ella más de lo necesario
  • Si te permites experimentarla y sentirla a fondo una vez. Este paso es esencial para, precisamente, soltarla y liberarte de ella
Chicas y sobre todo chicos, atención: ¡llorar y gritar no es malo! Aún hoy, existen chicos que creen que “llorar es de niñitas” y no se permiten hacerlo libremente, Las chicas valoramos mucho un hombre cuya voz se quiebra o le brotan lágrimas ante una escena que muestre la fuerza y belleza del amor.

La clave es expresar estas reacciones en un ambiente seguro, donde ni tú ni otros puedan salir dañados. Por ejemplo, desahoga una intensa rabia golpeando los cojines de la cama. O puedes gritar o llorar cuando estés a solas en casa o en tu auto con las ventanas cerradas.

5. Libérate de la resistencia. La magia de permitir

Si la emoción nos causa tristeza, rabia o miedo, solemos experimentar resistencia. Es decir, tendemos a evitarla, creyendo que con eso las cosas mejorarán pero no es cierto. En tu interior sigue viva la carga emocional negativa y es eso lo que obligatoriamente tienes que soltar para realmente superar una mala experiencia. ¿Por qué crees que parece tan difícil perdonar una infidelidad o un abandono? Estas experiencias son el extremo de lo traumático, donde todo lo malo que sentimos es “a medias”. Porque a la vez que te sientes “tan mal” experimentas resistencia, la necesidad de “empujar hacia afuera” ese malestar. Las chicas pueden enojarse demasiado y los chicos tienden a cerrarse, dejando de expresar sus emociones. Estas reacciones sólo aumentan el problema, porque aparte de alejarte del mundo y generalizar todo “como malo”, tu dolor inicial sigue ahí.

Creemos que al permitirnos sentir a fondo la emoción negativa, perderemos el control o no podremos soportar lo que nos traiga. Pero no es así. Ocurre algo mágico cuando cierras los ojos, respiras profundo y traes a tu mente la vivencia que te genera el sentimiento negativo, permitiendo que todos lo incómodo que sientas “permanezca ahí” algunos minutos. No fuerces nada, sólo deja ser. Observa todo “desde fuera” mientras otra parte tuya, siente. Al hacerlo, luego de alcanzar la cima de intensidad, notarás que las emociones y sentimientos dolorosos se desvanecen y experimentarás la magia: el Alivio. Dependiendo la vivencia necesitarás repetir más de una vez el proceso, pero siempre notarás un cambio positivo. ¿La prueba? Piensa de nuevo en la situación traumática, te darás cuenta que la carga emocional es menor. Y puede llegar a cero, con efecto duradero.


5|2
0|1

Únete al debate

0/2000

Enviar
anuncio

Ellos Dijeron 1

  • Las emociones son muy importantes en una pareja, el trato emocional es mucho mas importante que otros tipos de tratos.

    0|0
    0|0

Ellas Dijeron 0

Sé el/la primer@ en opinar y gana 1 punto Xpert

Cargando…