anuncio

Como tener un cabello saludable?

Como tener un cabello saludable?

3 partes: 1Tener sanos hábitos de lavado y estilizado 2Usar productos saludables y evitar tratamientos dañinos 3Hacer cambios saludables en tu estilo de vida


Si tu cabello está opaco, deshilachado o dañado por el uso de tintes y químicos, puedes empezar a mejorarlo inmediatamente. Puedes hacer que tu cabello se vea saludable en menos tiempo del que te imaginas, estilizándolo y teniendo buenos hábitos de limpieza, evitando tratamientos agresivos, como también comiendo saludablemente.


Parte 1 de 3: Tener sanos hábitos de lavado y estilizado
1)Cambia tu rutina de lavado. ¿Lavas tu cabello diariamente? Esto puede resecarlo, ya que al hacerlo eliminas el aceite que tu cuero cabelludo produce para mantener tu cabello brillante y saludable. El lavado diario del cabello también puede hacer que el cabello se ponga graso, ya que eliminar el aceite estimula que las glándulas sebáceas produzcan más. En su lugar, prueba esta rutina:
Lava tu cabello solo 3 o 4 veces por semana. Darle un descanso a tu cabello entre cada día de lavado restablecerá su balance. Es posible que esté un poco grasoso la primera semana, pero pronto tu cabello se verá más saludable y brillante que nunca.
Lava tu cabello con agua fría. Lavarlo con agua caliente maltrata tu cabello y puede provocar puntas abiertas o que se encrespe. Lavarlo con agua fría ayuda a mantener relajado el tallo del pelo, lo cual hace que tu cabello esté brillante y flexible.


2)Trata tu cabello con suavidad. Piensa que tu cabello es como un vestido de seda. ¿Lo enrollarías y exprimirías después de lavarlo a mano? Claro que no, esto le quitaría la forma y destruiría las fibras del vestido. Tu cabello es similarmente frágil y necesita que se trate con cuidado para mantenerlo saludable.
Después de lavar tu cabello, sécalo colocándolo en una toalla y presionando la toalla suavemente en lugar de exprimirlo, déjalo que se seque con el aire.
Usa un peine en lugar de cepillo. Cepillar el cabello enredado puede agrietarlo y romperlo. Usa un peine de dientes amplios para desenredarlo.


3)Usa aparatos térmicos para estilizar con moderación. Guarda tu secadora de pelo, plancha de alaciado, plancha rizadora o rodillos calientes, a menos que tengas una ocasión especial para usarlos. Aplicar calor a tu cabello puede dañarlo, así que es mejor dejar que el cabello se seque solo con el aire.
Si alguna vez necesitas usar la secadora de pelo, úsala en modo frío.
Cuando uses aparatos térmicos para estilizar, asegúrate de poner suero en tu cabello con anterioridad.


Parte 2 de 3: Usar productos saludables y evitar tratamientos dañinos

1)Usa productos naturales para el cuidado del cabello. Los productos comerciales para el cuidado del cabello prometen grandiosos resultados, pero muchas veces contienen químicos que pueden resecar el cabello y dejarlo con una apariencia opaca y flácida. Probablemente notarás la diferencia inmediatamente si cambias a productos hechos con yerbas, aceites y cremas para nutrir cabello.
La mayoría de los champús están hechos con potentes limpiadores llamados sulfatos, que despojan tu cabello del aceite natural y causa que se deshilache y se pare. En lugar de estos, escoge un champú hecho con hierbas limpiadoras y aceite. Busca opciones en las tiendas de productos y alimentos naturistas.
Los acondicionadores que tengan aloe, aceite de coco, manteca de karité y otras substancias puras añaden humedad a tu cabello y le dan una apariencia sana y fresca.
Evita usar productos que contengan muchos químicos cuyos nombres apenas puedas pronunciar. Puedes hacer tu propio gel y atomizador para el cabello en lugar de comprarlos en la tienda.


2)Evita los tintes y los tratamientos permanentes. Los químicos en los tintes, los blanqueadores, los laceados brasileros y los químicos para alaciar y rizar pueden causar mucho daño si se usan con mucha frecuencia.


3)Dale a tu cabello tratamientos de aceite. Para recuperar la suavidad y brillo de tu cabello, aplica aceite en las raíces, cuerpo y especialmente las puntas varias veces por semana. Puedes poner el aceite en lugar de acondicionador o ponerlo después que tu cabello se ha secado. Una o dos veces al mes, date un tratamiento intenso de acondicionador de la siguiente forma:
Aplica aceite de olivo o aceite de almendra y date masaje.
Cubre tu cabello con una gorra para duchar o con una cubierta plástica.
Deja reposar el aceite en tu cabello por 2 horas o hasta el día siguiente.
Enjuágalo con agua fría hasta que el agua salga cristalina (elimina todo el aceite) y luego aplica champú y acondicionador como normalmente lo haces.


4)Haz una máscara de cabello de aloe. Esto ayudará a que tu cabello se vea brillante y además ayuda a mejorar la salud del mismo. Úsalo dos veces por semana.
Agarra una hoja de aloe y quita la parte exterior, hasta llegar al gel transparente.
Aplica el gel de aloe en todo tu cabello.
Déjalo durante 10 a 15 minutos.
Lávate con agua normal.


Parte 3 de 3: Hacer cambios saludables en tu estilo de vida

1)Come alimentos que nutran tu cabello. Una dieta bien balanceada con suficiente proteína, vitamina B, hierro y omega 3 ayuda que tu cabello permanezca grueso y saludable lo más posible.
La vitamina B mantiene el cabello grueso y fuerte. Como frutas, vegetales y nueces en abundancia para tener suficiente vitamina B.
Come carne de res, pollo, cerdo, pescado y vegetales tales como col y espinaca para tener hierro y proteínas
El salmón, la nuez de nogal, y el aguacate son excelentes fuentes de omega 3, el cual ayuda a tu cabello a permanecer brillante y sano.
Puedes complementar tu dieta con vitaminas especiales para hacer tu cabello más fuerte. Prueba con suplementos prenatales, que contienen una mezcla de ingredientes para mejorar el cabello, uñas y piel.


2)Protege tu cabello del ambiente. De la misma manera que protegerías tu piel del sol, viento, y bajas temperaturas, necesitas proteger tu cabello. Si no lo haces, con el tiempo se resecará y se hará quebradizo.
Cuando el sol está muy intenso, usa un sombrero o bufanda sobre tu cabello para protegerlo del sobrecalentamiento.
Si tienes el cabello húmedo no salgas al exterior durante el invierno. Cuando se congela el cabello se deshilacha y se hace quebradizo.
También debes proteger tu cabello de químicos. No expongas tu cabello al cloro con mucha frecuencia. Cuando vayas a nadar usa un gorro para nadar.


3)Recorta tu cabello con frecuencia. Tan pronto como las puntas comiencen a partirse, ve a la estética y recórtalo. Mantenerlo recortado asegurará que las puntas partidas no se sigan partiendo más arriba. Será menos probable que tu cabello quiebre, y se verá sano y lleno de vida.


Consejos:
-Una vez a la semana, trata de usar una mascarilla capilar. Humedece tu cabello, luego ponlo en la mascarilla. No lo enjuagues todavía. Déjatela por lo menos 5 a 10 minutos. Después enjuaga el cabello con agua fría. Una mascarilla capilar ayuda a mantener tu cabello muy sano.
-Solo recorta tu cabello cuando veas que se están partiendo las puntas. De lo contrario, podrías tratarlo con barnices para cabello, máscaras, etc.


1|0
2|3

Únete al debate

0/2000

Enviar
anuncio

Ellos Dijeron 3

  • Oh shit, tantos pasos para una sola cosa.
    ¿Y cuál se supone que es el saludable, el de la izquierda o derecha?

    0|0
    0|0
  • Todo eso solo para el cabello, mujeres...

    0|0
    0|0
  • Falta algo muy importante y es la alimentacion, una buena dieta se ve reflejada en un cabello con mucha vitalidad y brillante.

    0|0
    0|0

Ellas Dijeron 2

  • fue hermoso

    0|0
    0|0
  • Son unos excelentes tips... de como se puede tener un pelo saludable... :)

    0|0
    0|0
Cargando…